Una de las siguientes afirmaciones respecto al Tribunal Constitucional es falsa: