En la elección de Diputados al Congreso, según la Constitución española, a cada provincia española le corresponde elegir inicialmente: