En las relaciones entre el Gobierno y las Cortes Generales es correcto afirmar que: