El Presidente del Gobierno puede delegar el ejercicio de competencias propias: