A efectos de la Ley 19/2013, se consideran infracciones muy graves: