A efectos del Real Decreto Legislativo 5/2015, el derecho a negociar la determinación de condiciones de trabajo de los empleados de las Administraciones Públicas, se entiende como: