Fijará el déficit estructural máximo permitido al Estado y a las Comunidades Autónomas en relación con su Producto Interior Bruto: