Las actuaciones de las Administraciones Públicas y demás sujetos comprendidos en el ámbito de aplicación de la Ley 2/2012, estarán sujetas al principio de: