Según Ley 2/2012, las Administraciones Públicas se adecuarán en sus actuaciones al principio de: