La Administración está obligada a dictar resolución expresa y a notificarla: