Las Administraciones Públicas podrán habilitar a personas físicas o jurídicas autorización para la realización de determinadas transacciones electrónicas en representación de los interesados: