Según el Real Decreto 366/2007, los sistemas de aviso, incluyendo los de alarma o avisos de peligro: