Según el artículo 29 de la Constitución Española, todos los españoles tendrán el derecho de petición: