¿Quiénes pueden ejercer, según la Ley Orgánica 4/2001, el derecho de petición individual o colectivamente?