¿Quién asegurará la conservación y difusión del patrimonio documental y su defensa frente a la expoliación?