Cuando la Constitución española fue aprobada, el Presidente del Congreso era: