Los principios rectores de la política social y económica sólo podrán ser alegados ante la jurisdicción ordinaria: