Los principios reconocidos en el Capítulo Tercero del Título I: