La Constitución española entró en vigor: