Los nombrados Letrados al servicio del Tribunal Constitucional quedarán en su carrera de origen por todo el tiempo que presten sus servicios en el Tribunal, en la situación de: