A efectos del Real Decreto Legislativo 5/2015, la facultad de elegir representantes y constituir órganos unitarios a través de los cuales se instrumente la interlocución entre las Administraciones Públicas y sus empleados se entiende como: