Según el Real Decreto 462/2002, y en las circunstancias, condiciones y límites contenidos en el mismo, no darán origen a indemnización o compensación: