Según el artículo 128 de la Constitución española, en la actividad económica, se reconoce la iniciativa: