¿Por quién se determinarán las directrices para la distribución del gasto?