Son principios de la Ley de Dependencia 39/2006: