La igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres es, según la Ley Orgánica 3/2007, un principio: