La Administración General del Estado y los Organismos Públicos vinculados o dependientes de ella observarán en los nombramientos que le corresponda efectuar en los consejos de administración de las empresas cuyo capital participe, el principio de: