Las Cortes Generales podrán delegar en el Gobierno la potestad de dictar normas con rango de Ley sobre una de las materias determinadas siguientes: