Según el artículo 3 de la Constitución Española, en adelante CE, la riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un: