Según el art. 16 de la CE, ninguna confesión tendrá carácter: