Según el artículo 124.2 de la Constitución Española, el Ministerio Fiscal ejerce sus funciones conforme a los principios de: