Según la Constitución Española, la policía judicial en lo que se refiere a sus funciones de averiguación del delito y descubrimiento y aseguramiento del delincuente, depende: