Con respecto a las sentencias, el artículo 120.3 de la Constitución establece que: