El juramento del Príncipe es el mismo que el del Rey, pero se añade un contenido relativo a: