La información sobre los asuntos del Estado es suministrada al Rey, esencialmente, por: