La Corona de España es hereditaria en los sucesores del legítimo heredero de la dinastía histórica de la realeza en España que es: