Según el art. 60 de la CE, si el Rey en su testamento no hubiese nombrado tutor y, en defecto del padre y la madre, quién nombrará al tutor heredero a la corona: