El mando supremo de las Fuerzas Armadas corresponde a: