La realización efectiva del principio de solidaridad, se garantiza por el Estado: