Para garantizar, entre otras causas, un nivel mínimo en la prestación de servicios públicos fundamentales en todo el territorio español: