El Estado, con respecto a los trabajadores españoles en el extranjero: