El artículo quince de la Constitución española: