El Título Sexto de la Constitución Española finaliza en el artículo: