La concesión de la nacionalidad española revestirá la forma de Real Decreto, dictado a propuesta del Ministro de Justicia: